Viernes 4 de Abril de 2014

Nueva caída del stock vacuno en Junín: en un año se perdieron 2 mil cabezas

  • Diario Democracia - Junin

Desde el sector afirman que “faltan reglas claras” para poder producir y advierten que los productores están “ahogados” financieramente y que por eso se ven obligados a “liquidar vientres”.

La “complicada” situación que experimenta el sector ganadero en el país repercute también en Junín, donde no sólo se percibe una caída del stock vacuno, sino también la desaparición de muchos productores que durante años se dedicaron a esta actividad, clave para la producción de alimentos. 

De hecho, según los informes oficiales de la asociación civil Funjusa sobre la campaña de vacunación contra la fiebre aftosa -a los cuales tuvo acceso Democracia en exclusiva-, en 2012 la hacienda en los campos del distrito ascendía a 93.358 animales, mientras que el año pasado cayó a 91.261 cabezas (2.097 menos que el período anterior). 

Asimismo, de un año a otro, el número de productores dedicados a este rubro en nuestra ciudad pasó de 412 a 400.  

El vicepresidente de la Sociedad Rural de Junín (SRJ) y delegado de la SRJ ante Carbap, Rodrigo Esponda, afirmó a Democracia que “se liquidan los vientres porque la ganadería es un negocio de largo plazo y el productor está ahogado financieramente”, por lo que llamó a trabajar en un “plan integral”, donde no sólo “se abran las exportaciones de carne vacuna, que en 2005 representaban el 25% de la producción nacional y hoy cayeron al 5%”, sino también líneas de crédito “para incentivar la retención de vientres”. 
“No soy de tirarme contra ningún eslabón de la cadena productiva, pero lo cierto es que la materia prima cada vez incide menos en el precio final del producto, porque lo que eleva los costos es la presión impositiva, el transporte, el salario, por eso hace falta un análisis integral de toda la cadena”, señaló. 

El mercado interno no alcanza

El mercado interno nunca pudo por si solo sostener precios atractivos para la ganadería,  advirtió el consultor Miguel Gorelik. 
“El único ejemplo de esto en el pasado fue cuando todos los mercados del mundo se cerraron para las carnes argentinas por el problema de la aftosa en 2000, 2001 y 2002”, dijo. 

Resaltó que en esa época “quedó claro que, con el mercado interno solamente, el tamaño de la ganadería que tenemos es muy grande como para sostener precios estimulantes”. 
“Entonces, en este momento, quizás no lleguemos a las 200 mil toneladas de exportación. Eso significa menos del 6% de la producción total de carne que va para exportación, y el mercado interno se hace cargo del 94% restante”, dijo a “Siempre que  llovió…, paró”, que se emite por Radio Colonia. 
Para Gorelik, hay necesidad de ab rir rápidamente las exportaciones de carne vacuna.

Respecto a la polémica entre el Gobierno y algunos sectores de la producción por el tema del stock y si se podría entrar nuevamente en una fase de liquidación ganadera, el especialista consideró que depende más de las expectativas que del precio en sí de la hacienda. 

En tal sentido consideró que se espera que las políticas que se han utilizado desde hace demasiados años dirigidas al sector “van a cambiar en un nuevo gobierno, y entonces es posible que no se llegue a entrar a una nueva fase de liquidación. Pero esto depende de la sumatoria de las decisiones de decenas de miles de productores ganaderos”. 

“Este negocio tiene futuro”

El consultor ganadero Víctor Tonelli consideró que la situación actual del sector es “complicada” pero se mostró optimista “porque este negocio tiene futuro”.
“Es cierto que en este momento la situación es complicada, pero las oportunidades se abren cerca, en la puerta de la tranquera. No estamos en el negocio equivocado, estamos temporalmente con políticas exportadoras inadecuadas”, señaló Tonelli. 

Y agregó: “Soy optimista porque este negocio tiene futuro” y recomendó “no pensar en liquidar vientres porque la cría excede la fecha de vencimiento de la situación actual”. 

Destacó las tres amenazas de este momento para el sector: las altas tasas de interés, el acortamiento de los plazos y del crédito y la incertidumbre de precios, tres factores que afectan notablemente a la demanda.
Respecto del mercado externo, el consultor señaló que estamos claramente sin participación en esos mercados, “pero la fortuna es que aún nos recuerdan”. 

En los números que expuso se ve una importación a nivel internacional que se mantiene estable por año, pero remarcó que “cuando se agregan los países en desarrollo el crecimiento de la demanda es fenomenal y los países productores no están preparados  para abastecer semejante demanda, ya que supera la oferta”.

Otro de los temas que Tonelli puso en escena es la dificultad para poder modificar la estacionalidad del negocio y en momentos donde empieza la zafra 2014, pidió que “no salgan a vender todos juntos en abril y mayo, hay que desestacionalizar para poder tener negocio todo el año”.


Compartir:

Noticias Relacionadas


Tu comentario

 
 
 
 
 
 

Diario Tiempo Regional
© DIARIO TIEMPO DIGITAL - Diario matutino de la ciudad de 9 de Julio Edición Regional. Fundado el 1ero. de octubre de 1995 - 9 de Julio - Pcia. de Buenos Aires. Tel.: (02317) 430285 - Libertad 759.
Propietario: Juan Enrique Cambello S.R.L
Director: Juan Enrique Cambello
Dirección Nacional de Derecho de Autor: 64918281
Edición: 2181