Lunes 14 de Marzo de 2016

La calidad del agua sigue siendo una preocupación en Chivilcoy

  • La Razón de Chivilcoy

Una información integral y tomar la decisión política es fundamental para lograr una buena calidad del agua que bebemos.

La calidad del agua en Chivilcoy y varias ciudades de la provincia de Buenos Aires vuelve a ser motivo de preocupación, a raíz de un informe que motorizó la gobernadora María Eugenia Vidal, en relación a las deficiencias de la anterior administración.

Una nota publicada días atrás en el diario Perfil, habla sobre un alerta por las "irregularidades, falta de inversión y graves inconvenientes en el servicio de agua potable de la empresa estatal ABSA, que presta servicios en 91 localidades de la Provincia”.

Desde hace un tiempo, funciona en Chivilcoy la Mesa Socioambiental Multisectorial, que puso el alerta respecto a la calidad del agua que se consume en la ciudad. Aportó análisis que señalaba la presencia de arsénico y otros elementos en el agua corriente, nocivos para la salud.

Numerosas reuniones se mantuvieron con las autoridades municipales de entonces y actuales para dar a conocer el problema pero sobre todo, pocas respuestas de la empresa ABSA.

 

 

Una visión política

En junio de 2012 la Mesa Socioambiental Multisectorial efectuó una amplia convocatoria a sectores políticos, vecinales y académicos con el objetivo de ver qué se hacía para solucionar el problema del agua. Al final se dio a conocer un documento, que se elevó a las autoridades municipales y de la empresa ABSA.

Leandro Crespi, actual secretario de Gobierno del municipio, estuvo en ese seminario como integrante del GEN y expresó a LA RAZÓN que "es un tema del que siempre se habla mucho, pero nunca se hace un análisis como para llegar a una conclusión y a partir de ahí tomar una decisión política o administrativa”.

"En 2012 hicimos un seminario del agua y las conclusiones están aun hoy vigentes”, afirmó. Luego expresó que "hay dos realidades que son incontrastables. La población de Chivilcoy necesita calidad óptima del agua para el consumo. Hoy tenemos alrededor de 450 a 500 litros de consumo por día por persona”.

Recordó que en la conclusión de aquel seminario, la calidad del agua se podía lograr por ósmosis inversa y entregar en una red de distribución domiciliaria, tres litros de agua para consumo humano por persona, que es lo que usualmente se consume durante el día.

"Para el lavado de vehículos o de higiene personal, seguir usando el agua de red que no es de la mejor calidad”, agregó.

Agregó que, de acuerdo a informes mundiales, sólo el 3 por ciento del agua es para consumo humano. "Si no somos cuidadosos y previsores, estamos herrando el camino. Todo lo que se hace en beneficio de la comunidad tiene que ir aparejado de la racionalidad y el compromiso social de cómo será ese consumo”.

- ¿El sistema de distribución de agua en Chivilcoy está colapsado?

- Obviamente que hay que renovar pozos. En la administración de Franetovich se habían encontrado pozos de óptima calidad, pero esto debo ir de la mano de un estudio sobre la las cloacas y las aguas servidas que se tiran.

Desde mi humilde punto de vista, creo que debe haber una entrega domiciliaria de este bien, que debe ser de excelente calidad para el consumo humano.

- ¿En cuánto tiempo se podría alcanzar una calidad óptima del agua para el consumo?

Creo que se podría alcanzar de manera rápida, pero es necesario acotar el nivel de discusión y opinión. Veo que se hacen muchas consideraciones políticas, algunos llegaron a plantear cuestiones judiciales pero siempre llegamos al mismo punto, no tenemos conclusiones.

El agua es una prestación provincial y muchas veces pensamos que, como el municipio es la casa de todos, el reclamo debe ser al municipio. Con responsabilidades gobernativas estamos dispuestos a escuchar, evaluar y trasladar los reclamos a ABSA, pero debe haber un compromiso más abarcativo.

 

Una visión académica

Mauricio de Marzi es docente de la Facultad de Farmacia y Bioquímica - Universidad de Buenos Aires, CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) y asesor de la Mesa Socioambiental Multisectorial. Además, fue candidato a concejal por el Frente Popular Chivilcoy.

Se dedicó a la problemática de la calidad del agua desde hace alrededor de ocho años, pero se interesó más aun por casos de problemas de salud en riñones o hipotiroidismo.

"Tenía conocimiento de cómo era la situación en ciudades del norte y noroeste de la provincia de Buenos Aires, así que suponíamos que Chivilcoy no podía ser la excepción”, señaló.

Al hacer los primeros análisis, afirmó que los resultados no estaban de acuerdo a los parámetros de la Organización Mundial de la Salud para los niveles de arsénico. "Algunos sí daban de acuerdo al Código Alimentario Argentino. Lo que establece el Código Argentino es cinco veces superior al límite que recomienda la OMS, así que hay una confusión al respecto”.

Agregó que en un principio empezaron a hacer pedidos de informe a las autoridades de ABSA, que nunca fueron contestados, y luego empezaron a tratarlo desde la militancia política, como plataforma de gobierno del Frente Popular de Chivilcoy. "Este fue uno de los temas que más nos preocupó, ya que el agua es un derecho humano”.

Puntualizó que de a poco empezaron a aparecer más casos de personas que sufrían problemas de salud, posiblemente por la mala calidad del agua. "No tenemos todas las pruebas, pero la bibliografía científica avala que el exceso de arsénico en el agua de Chivilcoy, y otros elementos como nitratos y nitritos, son perjudiciales para la salud humana”.

En este sentido, el docente destacó que "nadie tiene la culpa que haya arsénico en el agua, porque es de origen geológico, está antes que nosotros. Es un problema que nos toca vivir porque estamos ubicados geográficamente en el mundo y que hay que atenderlo”.

Respecto a las primeras medidas que implementó el municipio con la apertura de nuevos pozos, De Marzi afirmó que "se saca el agua de la misma napa. Puede haber variaciones, de acuerdo a cuánto se explota un pozo. Mientras más se explota un pozo, más sedimento arrastra, por lo tanto más arsénico aparece”.

- ¿Qué es lo que se propone como solución?

Tecnología para sacar el arsénico, los nitratos o nitritos del agua, existen, incluso nacionales desarrolladas por el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), no hay nada que importar.

Hay diferentes opciones, una de ellas es la ósmosis inversa pero si se tiene que atacar un solo problema como el arsénico, no es la mejor solución. Ahora, si hay que atacar múltiples problemas como arsénico y nitratos, entonces sí porque es inespecífica, saca todo, luego hay que remineralizar el agua.

Para saber cuál es la mejor solución, tenemos que tener un estudio bien hecho y observar el estado del pozo a lo largo del tiempo.

Otra manera de solucionar es a través de resinas que precipitan a estos minerales. Son métodos más baratos y usables, porque sedimentan y lo que queda en la parte superior es agua potable.

En su momento, habíamos señalado que este tipo de tratamiento salía entre dos y tres millones de pesos, cuando se habían hecho veredas por treinta millones. Fallaron las prioridades.

- Hace unos días se reunieron con el intendente? ¿ le plantearon esta problemática?

- Fue una reunión de la Asamblea por el Medio Ambiente, donde comenzamos con el agua, con las alternativas que señalé. Lo que necesitamos es trabajar con la empresa, es difícil solucionar este tema con ABSA en contra.

El municipio tiene que tomar la lucha de la ciudad, pero la empresa tiene que colaborar, algo que considero fundamental. Y si no ayuda, hay que ver la forma de hacer un monitoreo para saber bien cuáles es la situación.

Hay que pensar el problema de manera integral, cómo distribuir el agua, qué tipo de cañería, hay varios puntos a tener en cuenta. Es muy importante armar un plan de acción y la información es lo importante, para luego pensar en las opciones y en la inversión, pero desde ya debe haber una decisión política.


Compartir:

Noticias Relacionadas


Diario Tiempo Regional
© DIARIO TIEMPO DIGITAL - Diario matutino de la ciudad de 9 de Julio Edición Regional. Fundado el 1ero. de octubre de 1995 - 9 de Julio - Pcia. de Buenos Aires. Tel.: (02317) 430285 - Libertad 759.
Propietario: Juan Enrique Cambello S.R.L
Director: Juan Enrique Cambello
Dirección Nacional de Derecho de Autor: 64918281
Edición: 3472