Lunes 21 de Julio de 2014

Un lote de chacinado casero desata una cadena de casos de triquinosis

  • Nuevo Cronista - Mercedes

Un productor mercedino facturó en Open Door y repartió salame infectado entre amigos. Ya se contabilizan cerca de 30 afectados por la enfermedad. El rápido accionar sanitario impidió que la enfermedad se propague.

La semana que pasó comenzó con una conferencia de prensa de la doctora Liliana Masserio y el responsable del área bromatología, Ezequiel Cabrio Martínez, informando sobre un caso de triquinosis.

Durante toda la semana fueron varias las versiones que circularon en torno a esta enfermedad que se contrae por la ingesta de carne cruda de cerdo (embutidos). Con el correr de los días, los casos fueron aumentando y al cierre de esta edición se habla de 28 posibles afectados por la enfermedad, todos ellos mercedinos.

La infección se originó con el consumo de chacinado producido en la localidad de Open Door, aunque se desconoce si el animal es oriundo de dicha localidad o fue producto de un frigorífico de San Andrés de Giles.

Alarma

El alerta comenzó cuando el propio productor fue atendido en el hospital de Luján y se informó el caso a la Región Sanitaria VII, y tras las manifestaciones del mismo en torno a la ingesta de salame de su propia faena, la cual había sido repartida entre familiares y amigos en Mercedes, se dio aviso a la Región Sanitario X a la que pertenece Mercedes.

El lunes, en conferencia de prensa, la doctora Liliana Masserio y el veterinario Ezequiel Cabrio Martínez, indicaron que un vecino de la ciudad de Mercedes produjo chacinados –que habrían sido realizados en un campo en Open Door– los que distribuyó entre familiares y amigos, y comenzaron a sentir síntomas característicos de esta enfermedad. Si bien hubo confusiones respecto a la información que se brindó, Masserio afirmó: “El viernes me comunican de zona X que teníamos en Mercedes un caso de Triquinosis. Es una enfermedad de declaración obligatoria y que si no se detiene a tiempo puede generar una epidemia. Y sobre todo en una zona como es Mercedes donde tenemos la fiesta del Salame”.

Por su parte, Cabrió indicó: “Cuando recibimos el contacto con un vecino que compró y lo repartió entre sus parientes supimos que de forma particular una persona realizó ciertos kilos que fue vendiendo o regalando, aunque no tenía ninguna habilitación”. Aunque Masserio aclaró: “No es que vendió sino que regaló a sus familiares”.

Desde el principio se calculó una veintena de personas afectadas ya que el propio productor que se vio afectado por la enfermedad dio a conocer algunos nombres para dar con estas personas a fin de que se desarrollen los estudios correspondientes. Durante la conferencia se informó que quien produjo las facturas es oriundo de Tomás Jofré aunque trabajaba en un campo de Open Door, donde junto a otra persona produjo los chacinados. Es por ello que la primera información que circuló daba cuenta que los chacinados eran de Open Door. Cabe señalar que aún no se pudo establecer si la materia prima utilizada es oriunda de dicha localidad o bien proveniente de un frigorífico de Giles, lo que es materia de investigación.

Investigación

Consultada la directora de la Región Sanitaria X del ministerio de Salud provincial, licenciada Ana Barbier confirmó el caso una persona que fue atendida en Luján “con un caso sospechoso de triquinosis. Tomamos conocimiento de que se mandaba a hacer el análisis al hospital Malbran. El señor había hecho facturas de cerdo y le había dado el producto a una persona también de Mercedes, quien a su vez lo habría distribuido a familiares y amigos. La denuncia la recibimos a fines de la semana pasada. De inmediato dimos aviso a la directora de Salud y al director del hospital de Mercedes para que estén en alerta por la posibilidad de algún caso y para que se empiece a rastrear a las familias. Así es como Bromatología de Mercedes y equipos de asistentes sociales empezaron a hacer el relevamiento”, indicó.

En cuanto a la contaminación de la carne, manifestó: “El productor había comprado la carne a un frigorífico. Todavía no se ha podido determinar si el productor mezcló esa carne con otra, o si hubo un intermediario que pudo mezclar la carne del frigorífico proveniente de San Andrés de Giles con cerdo que tenía en su casa. Quizás no fue la carne del frigorífico, pudo haber contaminación por otra carne que se haya mezclado. Está todo identificado, ya se localizó el chacinado y toda la familia. Afortunadamente no hubo que lamentar víctimas”.

El productor –cuyo apellido no trascendió– es oriundo de nuestra ciudad, aunque no se dedicaría a la producción de chacinados sino que tiene otra ocupación y lo producido fue de forma casera. Se sospecha que habría actuado de buena fe y que por desconocimiento o confianza en los animales adquiridos para hacer la producción no efectuó análisis propios a los animales. Además, se supo que trabajaba en la localidad de Open Door, en un campo, donde realizó esta producción de facturas.

“Cuando nos informan el domicilio del señor, que es de Mercedes, informamos al sistema sanitario y a Asuntos Agrarios. A partir de ahí todos los datos que recibimos es de Bromatología del municipio y del SENASA donde dice que la carne era de Giles y fue facturado en Open Door”, agregó Barbier.

Sobre este tema, en Luján estaría interviniendo por estos días el Ministerio de Salud de la provincia ya que por referencia del productor la carne de cerdo sería de la vecina localidad. Además, en la investigación está interviniendo la Dirección de Alimentos de la provincia.

De acuerdo a lo informado por Barbier, el productor realizó declaraciones que podrían ayudar a dilucidar lo ocurrido. Aunque, no quedó claro si los productos contaminados fueron regalados o vendidos dado que era una importante cantidad. “Nosotros nos basamos en la declaración que hace este señor que dijo que le habría regalados productos a una pareja conocida, quienes a su vez le regalan a sus hijos los cuales habrían convidado a gente conocida el producto y así se produjo la cadena de contagio”, indicó Barbier a la vez que señaló que no se pudieron encontrar restos de esta primera camada de productos.

Casos en Mercedes

Al manifestar el productor la venta a una familia mercedina debió hacerse un importante relevamiento. “Había familias que tuvieron sintomatologías, pero al desconocer los síntomas que se dan por triquinosis –que por suerte no fue de gravedad – cursaron como si fuera un estado gripal. Por eso es que Bromatología incautó chacinados y en el hospital se citaron a todas las familias y se hicieron las extracciones de sangre”, añadió a la vez que explicó que en la jornada del miércoles los vecinos tuvieron una consulta con la infectóloga del hospital local.

“Todas las familias de Mercedes ya están atendidas. Se esperan los resultados de zoonosis de Azul. Afortunadamente están todos bien y podemos decir que la situación está controlada”, enfatizó Barbier.

En cuanto a los cuadros que son sospechosos, hasta tanto se confirme por el estudio, indicó que en los casos “depende mucho la gravedad de la infección con la cantidad de triquina que tiene la carne de cerdo que están consumiendo. Por suerte no fue una infección muy severa”.

Hasta el cierre de esta edición son 28 las personas las afectadas, en su mayoría adultos, un adolescente y cuatro menores (uno de ellos de 22 meses).

Ante la sospecha por sintomatología, según explicó el director del hospital Blas L. Dubarry, Rodolfo Príncpi se realizaron las correspondientes extracciones sanguíneas y se desarrollaron las consultas con la infectóloga del nosocomio. Los estudios se enviaron para su investigación y el resultado se conocería dentro de 20 días. En tanto, podrían surgir con anterioridad los resultados de los chacinados que fueron incautados.

“Actualmente hay 28 personas bajo tratamiento. Tras la consulta con el médico clínico, se practican los exámenes de laboratorio, y con los síntomas se descartan si pueden tener la enfermedad o no. Una vez que se considera positivo, en la consulta con la infectóloga se medica al paciente”, explicó Príncipi. Agregó que durante la semana se recibieron alrededor de 30 personas, dos de las cuales no estarían cursando la enfermedad. En tanto, los afectados concurrieron hasta el día jueves, donde se recibió a una familia compuesta de cuatro personas. Aunque no se descarta que por estos días podrían aparecer más casos.

Los vecinos afectados tienen edades entre los 22 meses a los 60 años, algunos son grupos familiares, aunque trascendió que habría casos en los que no se conocen entre sí.

“Además de estas medidas con los casos sospechosos, por pedido del ministro de Salud, a través de los directores municipales se aumentan los controles bromatológicos y se solicitó la intervención del hospital en el marco de estar alerta con todo el personal disponible”, señaló el director del nosocomio.

Prevención

“Nuestra población consume factura de cerdo. El contagio es por consumo de carne cruda de cerdo. Si la carne es analizada antes de realizarse el chacinado y se cumplen las medidas higiénicas no tiene porqué haber triquina. Por eso es importante tomar conciencia de no consumir factura de cerdo casera sin conocer su procedencia. A su vez, si la familia hace sus propias facturas de cerdo deben tener como costumbre mandar a analizar la carne”, expresó la directora de la Región Sanitaria X.

Vale recordar que los síntomas de la triquinosis se manifiestan por fiebre, diarrea, vómitos, dolores musculares, hinchazón de parpados y picazón. Si en los días previos se consumió carne de cerdo o derivados se debe consultar rápidamente un centro de salud.


Compartir:

Noticias Relacionadas


Tu comentario

 
 
 
 
 
 

Diario Tiempo Regional
© DIARIO TIEMPO DIGITAL - Diario matutino de la ciudad de 9 de Julio Edición Regional. Fundado el 1ero. de octubre de 1995 - 9 de Julio - Pcia. de Buenos Aires. Tel.: (02317) 430285 - Libertad 759.
Propietario: Juan Enrique Cambello S.R.L
Director: Juan Enrique Cambello
Dirección Nacional de Derecho de Autor: 64918281
Edición: 2363