Martes 13 de Agosto de 2013

Coincidencias en dischos de testigos por la muerte de Poty Carretero

  • La Opinión - Trenque Lauquen

Los dichos de cuatro testigos coincidieron en afirmar que el que manejaba el auto que chocó con la moto de la occisa era un hombre joven (sería Martín Barella) y no su padre, que habría intentado cargar con la responsabilidad del mortal accidente. Hoy comenzará el desfile de testigos en la causa por drogas.

MUERTE

Coincidencias en dischos de testigos por la muerte de Poty Carretero

La primera audiencia del juicio por dos causas unificadas, se inició con la lectura de las lìneas de acusación de ambas. La jornada de la víspera se dedicó a escuchar a testigos y peritos del accidente que fue la causa de la muerte posterior de María Bernarda Carretero; y de las  lesiones muy graves a quien la acompañaba en la moto, Claudia Atucha, que fue la primera en brindar testimonio.

La audiencia se inició pasadas las 10.30 y terminó en las primeras horas de la tarde. En la sala del Tribunal Oral se concentraron el fiscal Fabio Arcomano y el ayudante fiscal en drogas, Raúl Carini Hernández; los defensores Liliana Paz (para Mauro Sapia ), Ricardo  Kurlat (para Santiago Willington). Lucas Tornini (para los hermanos Martín y Pablo Barella y el padre de ambos, Raúl Omar, de 59 años). El Tribual es presidido por la jueza María Gabriela Martínez a quien secundan sus pares Pedro Alejandro Gutiérrez y Marcelo Centeno. El  primero en tomar la palabra fue el fiscal Fabio Arcomano quien se dirigió al Tribunal explicando que trataría de probar dos acusaciones. La primera contra Martín y Pablo Barella, (30 y 32 años) Willington (21) y Sapìa (31)  a quienes consideró responsables del delito de comercialización agravada de sustancias estupefacientes, agravada también por la participación de una o más personas. Sintetizó Arcomano el resultado de los allanamientos realizados en los domicilios de los nombrados, llevados a cabo en la noche del 19 al 20 de mayo de 2011. Desde entonces están detenidos Pablo Barella, Santiago Wellington y Mauro Sapìa, Martín (Barella) alcanzó a pedir la eximición de prisión que le fue denegada, pero apeló y ha llegado al juicio en libertad. Todo esta parte del juicio (en realidad la causa madre) colmdenzará a ventilarse hoy a partir de las 9.30.   El accidente   Ayer desfilaron ocho testigos del accidente ocurrido el 9 de septiembre del año pasado. La colisión, en la esquina de Presidente  Uriburu y Almafuerte  entre un Fiat Palio y una moto  que conducìa “Poty”  Carretero a quien acompañaba su amiga Claudia Atucha. (Foto iz)  Las dos mujeres quedaron tendidas en el asfalto. La primera sin conocimiento; nunca lo recobraría y murió seis días después en Bahìa Blanca. Atucha estuvo dos meses internada a raíz de las cinco fracturas que sufrió en la pierna izquierda. Fue la primera en dejar su testimonio. Con visibles secuelas físicas y un fuerte componente emocional que por momentos tornada inaudibles sus palabras, la joven mujer recreó los momentos previos a la tragedia. Afirmó que había alcanzado a ver a quien conduje el Palio, un hombre joven “que venía fuerte” e insistió que si el auto no hubiese venido “tan pegado al cordón de la vereda” quizás no se hubiese producido el choque. La colisión ocurrió cuando el Palio circulaba por P. Uriburu en dirección NO y la moto lo hacía por Almafuerte  hacia el SE.   Coincidentes   Luego desfilaron tres testigos, familiares entre sí, que viven en la esquina del choque. El primero fue Alfredo Arredondo, un camionero, quien dijo haber sido compañero de escuela de Omar Barella.   Contó que  a la hora del accidente estaba almorzando “…sentí la explosión, salí y  vi a una chica que volaba por el aire; después a las dos en el suelo”. Afirmó sin dudar que el que manejaba el  Palio era Martín Barella  a quien  señaló en la sala “ése de camina a cuadros”; que lo  escuchó que pedía que llamaran a la ambulancia y que él llamaba a la madre explicándole que había tenido un accidente. Que  llegaron los padres (de Martín B.) “en una moto negra, se había juntado mucha gente y cuando buscamos al muchacho no estaba más; se hizo cargo don Barella que decía que se iba a sacar sangre” remató y explicó que no callaba nada “… me envenené (por el encubrimiento) porque todos somos humanos”.   Dos más   Se escucharon otros dos testimonios al respecto, la mujer y el yerno de Arredondo; salvo escasos detalles fueron coincidentes al señalar que Omar Barella quiso tomar para sí la responsabilidad del choque; esto porque la situiación penal de su hijo Martín se complicaba gravemente al estar con la eximición de prisión pendiente en la causa por venta de drogas.. El resto de los testigos fueron peritos de Científica , inspectores de Tránsito y efectivos policiales que actuaron ese día. 

 

 

 


     


Compartir:

Noticias Relacionadas


Diario Tiempo Regional
© DIARIO TIEMPO DIGITAL - Diario matutino de la ciudad de 9 de Julio Edición Regional. Fundado el 1ero. de octubre de 1995 - 9 de Julio - Pcia. de Buenos Aires. Tel.: (02317) 430285 - Libertad 759.
Propietario: Juan Enrique Cambello S.R.L
Director: Juan Enrique Cambello
Dirección Nacional de Derecho de Autor: 64918281
Edición: 3472